Thursday, September 22, 2016

El Teletón y su crisis


Por unos 20 años, aproximadamente, cada año Televisa nos receta su campaña de donativos del llamado Teletón, que busca ayudar a los niños con discapacidades. Sin embargo, a pesar de que este tema sería suficiente, Teletón ha decidido desde hace pocos años también, dedicarse a trabajar contra el autismo y cáncer infantil. Los Centros de Rehabiltación Teletón (CRITs), ha suman unos 22 y se encuentran en todo el país, en la mayoría de los estados.

Pero en los últimos diez años, dice Fernando Landeros, el presidente de esta Fundación, una campaña de difamación en las redes sociales ha enfriado el corazón de los mexicanos que ya no quieren donar a la causa, y por ende, algunos CRITs han tenido que despedir a empleados o reducir turnos, con el subsecuente problema de que hay niños que no recibirán sus respectivas terapias.

A mí no me sorprende el lloriqueo de Landeros, que hace patente en cada emisión del Teletón. Resulta que por alguna razón este señor ha creído que los mexicanos estamos obligados a donar al Teletón cada año y de aquí a la eternidad. Me llama la atención que cuando se diseñó el modelo de negocios del Teletón, nadie haya contemplado que en algún momento las donaciones acabarían y entonces tendría que haberse pensado cómo se iba a mantener funcionando los CRITs. Echarle la culpa al pueblo mexicano y su "frío corazón" es lamentable porque en los últimos 20 años le han sacado hasta la risa a los mexicanos que han creído en que el Teletón era una labor altruísta. Cabe decir que hace años les escribí a los de esta Fundación ara que hicieran sus estados financieros públicos. Nunca lo quisieron hacer. Primero me interrogaron las razones por las cuales pedía estos datos. Después me dijeron que era mucha la información y que no podían ponerla en la página. Finalmente me dejaron de contestar.

Los primeros años del Teletón también mostraron una opacidad espantosa. Pedir un recibo por las donaciones era algo impensable, pero ante la presión pública, entonces Teletón puso un mecanismo que supuestamente permitía a los donadores tener un recibo deducible, pero quizás era tarde. La redes sociales protestaron y eventualmente la gente empezó a creer más en lo que se decía en las mismas acerca del Teletón que en lo que la Fundación decía. Y tiene lógica: son poco transparentes, no declaran sus estados financieros, ahora resulta que su modelo de trabajo es invíable y para colmo, le quieren echar la culpa al respetable, al mexicano que ha donado cada año, porque ya no quiere donar.

Le recuerdo a Landeros que la salud pública es obligación del Estado, y no es renunciable. Por ello, si la sociedad civil hace este esfuerzo, debe hacerse de forma inteligente y con un modelo que sea sustentable. Si en el modelo que plantearon la sustentabilidad estaba definida porque los mexicanos donarían de aquí a los siguientes mil años, pues fue un argumento arriesgado e insostenible. Y si para colmo, encontramos que este país se lo está llevando el payaso, que la economía nos ha hecho cada vez más pobres, entonces no sé con qué cara sale Fernando Landeros a reclamarnos algo a los mexicanos.

El Teletón es, en realidad, una faceta más de este "País de Mentiras", que retrata Sara Sefchovich en un estupendo libro, el cual está profusamente documentado y que devela al país que somos, en el que nos han mentido en un sinfín de oportunidades. La Fundación Teletón no es de la sociedad civil, sino un patético esfuerzo de Televisa para pasar como maravilloso y en favor de este país. Por ello funciona como el gobierno, a base de mentiras, a base de querernos sentir mal, a base de insultar la inteligencia de las personas.

En mi opinión, ya es tarde para recuperar los enormes donativos que el Teletón recibía año con año, pero no se equivoque, Sr. Landeros, no es producto de la frialdad del corazón del mexicano. El problema es que usted, cabeza de esta fundación, hizo las cosas mal desde un inicio y quiero creer que nunca pensó en nada porque o es tonto o ingenuo, o una combinación de ambos. Lo que está claro es que si un niño se queda sin su terapia no es culpa del corazón envidioso del mexicano, sino de usted que no abrió el Teletón y sus finanzas al público desde el día uno. Si hay que despedir a terapistas, médicos, etcétera, no es culpa del ciudadano, sino de usted, que jamás vio más allá de sus narices. La culpa, Sr. Fernando Landeros, es de usted, cabeza de un sistema que como van las cosas, nació con una expectativa irreal y ahora que le cayó la realidad encima no encuentra para donde hacerse.

Tuesday, September 20, 2016

Reflexiones sobre las mujeres y el ajedrez en México


Hace muchos años, el excampeón del mundo, el Dr. Max Euwe, dijo que en su opinión, las mujeres podrían llegar a jugar bien al ajedrez... pero ¡en unos 100 años! No sé si la cita es cierta pero en cualquier caso el juego ciencia siempre se ha considerado una tarea para los hombres. Reuben Fine, uno de los mejores jugadores del mundo, que dejara las artes del tablero escaqueado para dedicarse a la psiquiatría, dijo que a la mujer le faltaba esa violencia del hombre, el odio al padre, etcétera, y que eso era parte de las razones por las cuales las mujeres no jugaban bien al ajedrez. Por otra parte, una campeona nacional española rebatía algunas ideas expresadas por Karpov respondiéndole que si él tuviese que parir, amamantar y criar a los hijos, probablemente no hubiese podido llegar a ser campeón mundial.

Y por años se habló que las mujeres no tenían ese "algo" para jugar bien al ajedrez. Por ejemplo, en los años 30s del siglo pasado, probablemente la mejor jugadora del mundo fue Vera Menchik, pero claramente no competía contra los hombres en su momento, aunque jugó torneos fuertes contra jugadores de la talla de Nimzowitsch -entre otros. Tuvieron que llegar las niñas Polgar a desmitificar esto y finalmente parece ser que las mujeres no es que no tengan la capacidad para jugar al ajedrez. Más bien son las condiciones sociales que en muchos casos no las animan a competir. Judit Polgar estuvo en su mejor momento entre los diez jugadores (hombres) más fuertes del mundo y en el 2005 jugó incluso la final del campeonato mundial, en San Luis, Argentina. Sus hermanas ganaron torneos importantes y Szusza Polgar (Susan, ya occidentalizado), se convirtió en una de las primeras grandes maestras entre los hombres, además de convertirse en campeona mundial femenil en algún momento, venciendo a una china. Sofía Polgar ganó un torneo impresionante en Italia con un desempeño gigantesco, entre muchas otras hazañas del tablero. Ahora Hou Yifan, la campeona mundial, juega con los hombres al tú por tú y tiene un rating que se acerca a los 2700 puntos. Vamos, que del mito de que las mujeres no pueden jugar al ajedrez queda poco.

Cabe decir que Nigel Short declaró hace poco que el hecho de que las mujeres de todas maneras jueguen peor que los hombres se deben a factores genéticos. Y aunque los argumentos del británico tienen sentido, las feministas se le echaron encima. Para colmo, Short perdió contra una maestra de la India en un torneo abierto, poco después de sus declaraciones.

Pero si hablo de esto es porque terminó la Copa Independencia de la Ciudad de México, promovida por el entusiasta Armando Sánchez, quien tiró la casa por la ventana e hizo dos torneos cerrados, uno para norma de Gran Maestro y otro para norma de Maestro Internacional, además de torneos de avanzados, intermedios, femenil, infantiles, etcétera. En estos torneos cerrados, en particular en el grupo B (para norma de MI), jugó la MI rumana Alina L'Ami, conocida en el ambiente además por sus publicaciones y reportajes ilustrados en el sitio de Chessbase. El rating de la maestra rumana es de 2322 y solamente el MI mexicano, Oscar Sánchez, le sobrepasaba, con 2350.

El torneo, como puede verse en la tabla de abajo, lo ganó Alina, con un punto de ventaja sobre sus perseguidores. Sergio Morales quizás es la mejor sorpresa mexicana -relativamente- pues quedó segundo (y fue el año pasado Campeón Absoluto de este país). Sergio parece ha estado trabajando con constancia y he aquí los resultados, incluso ganándole en la partida individual a Alina. Oscar Sánchez quedó empatado en segundo puesto con Sergio pero perdió con Alina.


Dar click en la imagen para verla más grande

En resumen, los mexicanos rindieron honores a la maestra rumana. El torneo no era particularmente (2286 de rating promedio), pero claramente se observa que Alina es una profesional del ajedrez y trabaja (junto con su marido, GM holandés), muy fuertemente. He aquí la razón del resultado. Cabe decir que los mexicanos -en general- tienen otras actividades además del ajedrez. No se pueden dedicar profesionalmente en este país nuestro porque no hay manera de hacerlo en general. Y por ello, los resultados hablan del trabajo que se está haciendo pero que se desarrolla a paso cansino ante la falta de apoyo y motivación.

Por otra parte, se hizo un torneo abierto de jugadores "avanzados", cuya única restricción es que jugadores con más de 2200 puntos no podían jugar. Y aquí, ganó la ahora flamante Maestra Internacional Femenil (le acaba la FIDE de dar su título), Ana Flavia Roca Rojas, que venció a los siguientes jugadores, todos mexicanos. Roberto Carlos Arriaga empató el primer sitio con la cubana de todas maneras, aunque en el desempate quedó ligeramente peor. De nuevo, estamos ante una jugadora que tiene motivación, que vive en un país como Cuba en donde se apoya el juego ciencia. Una vez más el resultado es evidente.


Dar click en la imagen para verla más grande 
(solamente se muestra un fragmento de la tabla, hubo unos 100 jugadores)

Pero más allá de estos avatares de los torneos de ajedrez, es evidente que tenemos que hacer más para promover que los ajedrecistas mexicanos puedan jugar mejor, que tengan más oportunidades de foguearse en otros países. Yo creo que hay opciones interesantes, por ejemplo, la cercanía con Cuba. Bien podría hacerse un intercambio, o traer a algunos grandes maestros y maestros internacionales a que vengan por 15 días, jueguen algún torneo de round robin y entonces los ajedrecistas mexicanos jóvenes tengan más chance de trabajar en su ajedrez y ver la verdadera oposición.

Por ejemplo, Cuba organiza el Capablanca in memoriam, a mediados del año. ¿Por qué no preparar a un contingente de jugadores trayendo a un par de GMs como bien pueden ser Reynaldo Vera, por ejemplo, o alguno de los tantos jugadores fuertes que hay en la isla caribeña y hacer un plan de trabajo?

Los resultados de la Copa Independencia habla por una parte, del absoluto derrocamiento del mito de que las mujeres no pueden jugar bien al ajedrez y además, de que estamos rezagándonos peligrosamente porque no se están formando nuevos grandes maestros. Los que tenemos son producto de sus esfuerzos por demás personales. Hay que hacer algo porque en caso contrario terminaremos como un paisito sin ningunas posibilidades en este durísimo mundo de la competencia ajedrecística.

Monday, September 19, 2016

Lo que hemos hecho de este mundo


Me llega un mensaje aparentemente de Bancomer.com, el cual me dice que debo actualizar mis datos. Suena sospechoso y además, el navegador mismo me advierte que puede ser un mensaje fraudulento. Me llega un correo de alguien que dice haber visto mi perfil (quién sabe dónde), y que me ofrece un montón de miles de dólares para que ea persona pueda sacar dinero de un banco en África. Un correo más que me llega es de una señora que dice que tiene cáncer y que me quiere donar (sabrá que soy una gran persona), no sé cuántas decenas de millones de dólares. En su historia pone una tragedia terrible y la quiere documentar con enlaces a páginas web.

Y también me llegan correos de mujeres que se muestran en paños menores indicándome que soy el galán de galanes, que de nuevo, han visto mi perfil (nunca dicen dónde), pero que claramente soy el gran partido que todas las mujeres quieren, sobre todo las rusas y ucranianas, que son todas hermosas, casi modelos.


Pero si somos francos con nosotros mismos: ni soy el galán que el mundo esperaba, ni tengo mi perfil en miles de sitios web, ni tampoco tengo siquiera cuenta en Bancomer, por ejemplo. menos, desde luego, soy tan fiable para que un desconocido decida que como se va a morir, merezco que me done toda su cuantiosa fortuna.

Todos estos asuntos son fraudes de una u otra manera e Internet, gracias a este anonimato al cual se puede acceder, nos ha convertido a muchos en potenciales víctimas de vivales que quieren sacarnos dinero, algún tipo de ventaja, etcétera.

Pero el asunto al que voy es más que eso: ¿Por qué toleramos a todos estos defraudadores? ¿No es tan común que basta con saber que nos quieren engañar y entonces ignorarlos? ¿O deberían todos estos tipos que buscan defraudarnos de alguna manera ser bloqueados, juzgados, o al menos, vigilados por la justicia? ¿En qué momento permitimos todos que esta sarta de ladrones llegue a nuestros correos y trate de robarnos? ¿Cuándo pasó que simplemente lo vimos como algo tan común que dejamos de prestarle atención?

Y esto es lo que en el fondo me molesta, o quizás para decirlo con más precisión, me aflige. Este es el mundo que vivimos, que toleramos, en el cual no hacemos nada. Estamos tan acostumbrados a estos delincuentes virtuales que ya no decimos nada, simplemente los ignoramos. ¿Nos nos enseñaron de pequeños que este tipo de personajes indeseables debería estar en la cárcel o al menos ser supeditados a la justicia de los países? Pero no se hace nada. Simplemente lo vemos como algo natural, como cuando vemos al adulto sucio y con ropas desgarradas pidiendo limosna, o a la señora con su rebozo, un niño envuelto en él, levantando la mano para recibir una moneda. Y nos es tan familiar este espectáculo que simplemente lo toleramos, lo vemos como algo imposible de erradicar y si acaso, le damos un par de pesos y así quizás hasta creamos que hacemos una obra de caridad.

¿Este es el mundo que hemos construido? ¿De verdad?

Friday, September 16, 2016

Otro reto de la programación lúdica: fotos usando números



En la Facultad de Ciencias (UNAM), doy un curso sobre proceso digital de imágenes. Para resumirlo, podría decir que los alumnos aprenden a hacer un programa similar a Photoshop o a GIMP, es decir, no se les enseña a usar Photoshop o GIMP, sino a crear la mayoría de los filtros que se pueden ver en esos programas.

Hay que decir que aparte de todos los filtros tradicionales, trabajamos otros que bien pueden ser artísticos aunque muchas veces pueden no gustarnos. La cuestión es en el fondo ver que la manipulación de pixeles en una imagen es un proceso relativamente sencillo y que los resultados que entrega a veces son sorprendentes.


Pues bien, ya aquí hemos descrito filtros sencillos que hacen fotografías con letras, por ejemplo, o bien usando la técnica de semitonos, que es lo que se usa para imprimir fotografías en tonos de gris aunque se tengan solamente dos colores nada más, blanco y negro.

Hoy propongo el siguiente reto que parte de una portada de un libro que me regalaron. Se trata de hacer que una fotografía se vea como la que aparece en el libro de Daniel Tammet, "La poesía de los números", un libro a todo esto muy interesante y agradable de leer. Tammet es un prodigio para las matemáticas y es autista.

Nótese que no es simplemente cambiar tonos de gris por números, sino que digamos que pone varios números en el mismo lugar para hacer que el tono de gris se vea más oscuro. Esta es una técnica que se usaba cuando las primeras impresoras no podían más que imprimir letras. Así que para poner tonos de gris más o menos oscuros, se usaba la técnica de sobreponer letras en el mismo lugar.

El reto tendrá como premio una taza de la Morsa. Si el ganador es de provincia, se le mandará un USB de 8 GB al menos, porque mandar una taza por mensajería es ridículamente costoso. Este es un programa sencillo realmente que al concursante no le tomará más de un par de horas.


La foto a procesar

Se evaluará la velocidad del proceso, el parecido de la foto contra la procesada usando la imagen que aparece más abajo, y comparándola contra la de la portada del libro. Evidentemente, quien gane será anunciado en unocero.com y en este blog y hasta tendrá sus quince minutos de fama. Sus programas me los pueden mandar a morsa@la-morsa.com y pueden escribirse en cualquier lenguaje. Es importante señalar que hay que mandar el código fuente, el ejecutable (si procede) y el archivo de resultados pedido. Igualmente, se pide una explicación breve de la estrategia usada. Código documentado tiene más posibilidades de ser considerado el ganador.


Cabe señalar que este concurso busca simplemente alentar el trabajo de la programación y mostrar que puede ser lúdica. Es un concurso de buena fe. Si hay, por ejemplo, dos o más respuestas satisfactorias, ganará quien la haya mandado primero. El ganador cede su código fuente a la comunidad. Es decir, se promueve el código abierto.

El caballo del ajedrez de la Isla de Lewis, Escocia.


Dice la Wikipedia: "Las piezas de ajedrez de Lewis son un conjunto de setenta y ocho piezas de ajedrez, junto a catorce tableros y una hebilla de bolsa, de la época medieval que fue encontrado en la isla de Lewis, en Escocia, en circunstancias no esclarecidas. Las piezas de ajedrez de este set están talladas en su gran mayoría de marfil de morsa (he aquí quizás mis orígenes en el ajedrez), se presume que sean de origen escandinavo y que hayan sido realizadas en la segunda mitad del siglo XII. Las figurillas están talladas minuciosamente, con expresiones de asombro en sus pequeñas caras.


Constituyen, con mucho, el mayor conjunto de piezas de ajedrez antiguas jamás encontrado; debido a su antigüedad, gran cantidad, perfecto estado y la habilidad que demuestra su manufactura, son artefactos importantes de la Edad Media, atestiguando el nivel de la producción artesanal en el norte de Europa en la Baja Edad Media, la fuerte conexión cultural y política entre los países escandinavos y las islas británicas en aquella época, además de la creciente popularidad del juego de ajedrez en el continente europeo. Sesenta y siete de las piezas se encuentran en el Museo Británico de Londres, y los once restantes se encuentran en el Museo de Escocia en Edimburgo".

Pues bien, le doy clases de ajedrez a los hijos de un sobrino y en las vacaciones fueron a Europa. Del Reino Unido me trajeron un caballo del ajedrez de la isla de Lewis. Desde luego es una réplica, pero sin duda es un gran regalo que me ha hecho muy feliz. Ahora la pieza se encuentra junto a mis más apreciadas morsas...


La morsa de la izquierda es un regalo de Pilar, que hizo un  artesano de Coyoacán. 
La morsa de la derecha es un regalo que me hizo Axel Rosenberg hace unos años.

Wednesday, September 07, 2016

Los absurdos de Change.org



Dice Wikipedia: “Change.org Inc. es una organización o corporación constituida legalmente como persona jurídica cuyo negocio incluye la venta y prestación de servicios mediante envíos masivos, listas de correo electrónico y servicios derivados. Change.org además actúa como blog y lugar de acogida libre y pública de peticiones por internet de carácter cívico, reformista, social y en general reivindicativo del cumplimiento de los derechos humanos aunque en él tienen cabida todo tipo de peticiones”.

Change.org es, en principio, una plataforma para hacer cualquier petición.


Y el mecanismo funciona así: Cualquier entra a la página de Change.org y escribe una petición, que puede ser tan banal como “Pongan más basureros en el Parque México” o bien “Lucha contra la homofobia desplegada contra el personaje X”. Y entonces la gente entra y firma de forma electrónica la petición a la que se hace eco.

Se deben juntar un número de firmas y asumo que esto entonces se manda a los interesados, para que sepan que hay una petición al respecto. El volumen de firmas haría suponer que podría dar más peso a que una petición sea analizada y aceptada.

Cuando una petición tiene éxito, Change.org en su página le llama “victoria” e incluso, pone las llamadas “victorias destacadas”, como pueden ser: “Los michoacanos dijeron NO al reemplacamiento vehicular”o “¡Autorizaron el uso de cannabis medicinal para Alina!”.

Pues bien, una petición que empezó a tener firmantes fue la de pedir que sacaran a Nicolás Alvarado de TV UNAM. No había mucho movimiento en la cantidad de firmantes de esto pero cuando el personaje en cuestión escribió un artículo en contra de la música del cantante recién fallecido Juan Gabriel, inmediatamente empezó a crecer el número de firmas. No sé si llegaron a la meta buscada, pero Nicolás Alvarado no soportó la presión y presentó su renuncia a TV UNAM, que fue aceptada por el Rector.

Y éste es el punto crítico: ¿Puede una petición como la publicada contra Nicolás Alvarado, que era más producto de que a mucha gente este señor le cae mal, le es antipático, con o sin razón, debería siquiera ser publicada en Change.org? ¿No está entre los lineamientos de Change.org el publicar peticiones por internet que sean de carácter cívico, reformista, social y en general reivindicativo del cumplimiento de los derechos humanos? ¿El aceptar la petición contra Alvarado no va contra el derecho de cada ser humano a expresar su opinión sin cortapisas? ¿Qué le da derecho a Change.org a apoyar semejante petición?

Y entonces, he estado esperando que salga alguien de Change.org a decirme qué pasa. Quisiera saber cuándo van a anunciar en su página web esta “victoria” porque lograron “correr” de su chamba al periodista mencionado.

Y que conste que por Twitter he esperado el anuncio. Les he escrito todos los días esperando ver cuándo se van a expresar los de Change.org sobre el tema. Supongo que deberían decir que ha sido una “victoria notable”, quizá. En mi opinión, la petición de quitar a Nicolás Alvarado solamente colaboró con el descontento que se tenía del este señor, que se amplificó cuando escribió su lamentable artículo acerca de Juan Gabriel.

Pienso que Change.org no debe usarse para denostar a nadie y el hecho de que hayan dado paso a la petición habla del absurdo de semejante organización. Por eso creo que no son capaces de contestarme porque bien saben que el siquiera haber permitido que la petición apareciese en su portal es una afrenta a la libertad de expresión. Por eso no dicen nada. Simplemente esconden la cabeza como avestruces, a ver si así se nos olvida.

Vamos a ver si tienen la cortesía de responderme.

Thursday, September 01, 2016

Las redes sociales: la nueva inquisición


Yo creo que Mark Zuckerberg jamás pensó en el poder que las redes sociales, como Facebook, iban a tener en el futuro. Se crearon pensando en un modelo de intercambio de información entre los usuarios que, originalmente, eran estudiantes en Harvard. Hoy las redes sociales están en boca de todos y los medios las frecuentan diría ya en forma exagerada, dándole quizás más valor del que merece.

Mucho de nosotros usamos las redes sociales y podemos ahí leer todo tipo de opiniones, unas en las que estamos de acuerdo, otras que nos parecen absurdas, otras que pueden tener algún valor y que generan a veces, incluso, acaloradas discusiones. El asunto simpático es que en todos estos cambios de opiniones muchas veces pensamos que estamos "resolviendo el mundo".

Por ejemplo, vino Trump un día a la Ciudad de México, a invitación del gobierno mexicano y en las redes sociales se generó una tormenta de opiniones. En este caso, los usuarios, "el respetable", no estuvo nada contento con la llegada de un candidato a la presidencia de Estados Unidos porque éste señor se la ha pasado insultando a los mexicanos, ha "amenazado" -si vale la expresión- con poner un muro fronterizo que dice él, pagaríamos los mexicanos en su construcción. Nos ha dicho desde violadores hasta asesinos pero viene a México, no se disculpa y además, mantiene sus dichos. Jorge Castañeda dijo ayer que "estaba tan perplejo como todos los mexicanos". En las redes sociales las expresiones en contra del candidato Trump eran evidentes en su rechazo: memes que literalmente lo insultaban, entre muchas otras formas de decir que a ese señor en este país no lo queremos.

Pero antes de ello tenemos otros ejemplos. Uno de los más característicos se repite año con año, y es el rechazo al esquema de donaciones del Teletón, que ha hecho una labor social probablemente muy grande al país pero que ha adolecido de una forma que verdaderamente transparente los ingresos, como se usa el dinero, cómo poder deducir por parte de los que donan, el hecho de estar cobijado por la televisora más grande de México, Televisa, etcétera. Con los años han empezado a buscar abrirse más pero parece ya tarde. Las redes sociales y su rechazo al sistema del Teletón parece que finalmente acabará con él. A decir de Fernando Landeros, presidente del Teletón, "se ha enfriado el corazón de los mexicanos". Y antes de echarnos a llorar por ello, pensemos qué se hizo mal en todo este modelo para que aprendamos de la experiencia en lugar de andar repartiendo culpas.

Hay muchos ejemplos, sin duda, en donde las redes sociales han empezado a permear en la opinión pública y tal vez una de las expresiones más interesantes de este fenómeno se dio apenas hace unos días después de que falleciera el canta-autor Juan Gabriel. El "divo de Juárez" (aunque ahora gracias a las investigaciones televisivas sabemos que nació en Michoacán), fue un personaje más que popular en el país y a la mayoría de la gente le dolió la partida de uno de sus más grandes ídolos. En un país como México donde faltan héroes, que desaparezca alguien como Juan Gabriel es sin duda un golpe fuerte al estado cotidiano de los mexicanos.

Pero he aquí que salió Nicolás Alvarado, hijo de Tere Vale y director de TV UNAM, el cual ha hecho de la cultura su modus vivendi. Alvarado escribió sobre la muerte del cantante un artículo en donde indica que el divo d Juárez fue "uno de los letristas más torpes y chambones de la historia de la música popular", y agregó en su artículo: "Creo que a estas alturas no necesito acreditar el respeto que me inspiran cierto productor de la televisión comercial ni mi afinidad por la cultura gay. Mi rechazo al trabajo de Juan Gabriel es, pues, clasista: me irritan sus lentejuelas no por jotas sino por nacas, su histeria no por melodramática sino por elemental, su sintaxis no por poco literaria sino por iletrada".


Un artículo que fue más allá de lo polémico. Mucha gente se sintió insultada por ello y arremetió en las redes sociales contra el director de TV UNAM. Hasta hubo una petición en el absurdo organismo change.org para que el rector destituyese a Alvarado de su puesto. Hasta donde supe, ya la petición llevaba 50 mil firmas recaudadas.

Lo increíble es que toda esta presión parece haber dado resultado: Me acabo de enterar que Nicolás Alvarado presentó su renuncia al Rector de la UNAM y ésta fue aceptada. Las redes sociales han quemado en leña verde virtual al escritor por emitir sus opiniones al respecto de Juan Gabriel. Y sí, no fue "políticamente correcto" pero esta cacería de brujas -creo yo- ya está llegando a límites inimaginables.

Hace tiempo la cantante "Paquita, la del barrio", también expresó sus propias opiniones sobre la homosexualidad y fue destrozada en las redes sociales. Otros cantantes y artistas han tenido que cerrar -al menos temporalmente- sus cuentas en Twitter y Facebook porque después de cometer la indiscreción de hacer o decir algo que molestó al imaginario colectivo, se le echaron encima en las redes sociales y esto va más allá de quienes protestan, sino que llegan al insulto y a las peores amenazas, incluso de muerte, de personajes anónimos que deben ver muy gracioso actuar así.

En mi opinión, las redes sociales han llegado demasiado lejos y quizás tengamos que pensar en ignorarlas un poco más antes de que adquieran un poder monstruoso.

Wednesday, August 31, 2016

Hay que esconder al presidente en el baño


No hay duda que los tiempos han cambiado. Cuando Salinas fue elegido presidente, alguien sabía de un triste acontecimiento que había ocurrido cuando este personaje era niño. "Jugando", mataron a una sirvienta con un arma de fuego, probablemente tomada por accidente o negligencia de dónde los adultos deben tener las armas de fuego. La nota salió publicada en el Excélsior de esos tiempos pero sin querer disculpar a nadie, fue un terrible accidente. Salinas -dicen- mandó quitar de todas las hemerotecas públicas esa nota y me dicen -no me consta- que esta noticia no aparece ya en ninguna parte, al menos en lo que se refiere a bibliotecas y hemerotecas públicas.

Pero Peña Nieto, priísta hasta la médula, vive en ese pasado en donde el gobierno podía mover voluntades fácilmente. Cuestión de unos pesos por acá, una "lanita" por allá y listo, se cubrían errores y listo. Y en esta dictadura perfecta que es México nada pasaba. Pero llegó Internet y con ello eventualmente las redes sociales. Esto cambió sin duda, poco a poco, la faz del entorno en el que nos toca vivir. Ahora no hay noticia que pueda cubrirse. No hay nota que no quede al descubierto. Y sí, también hay un sinfín de notas falsas pero en muchas ocasiones es fácil discernir sobre ellas.

Peña Nieto tiene un entorno muy complicado. Amén de los gasolinazos, el problema de los 43 desaparecidos, que probablemente nunca se va a resolver, sus abusos que insultan a todos los mexicanos como el de la "casa blanca", el predial pagado por un amigo de la Gaviota en Miami, la designación de personajes dependientes del gobierno para revisar si el mandatario no tuvo conflictos de intereses, los millones y millones que ha ganado la mujer de Peña, que es por mucho la actriz mejor pagada de todos los tiempos en televisa, y el último, su fraudulenta tesis, hacen que el gobierno que arropa a Enrique Peña Nieto lo tenga que esconder.

Y esconderlo no significa que no dé sus cotidianos discursos vacíos y sin ninguna trascendencia. Lo que significa es que el gobernante está lejos de aparecer en actos verdaderamente públicos. Hoy, por ejemplo, vino Donald Trump, el candidato republicano de las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo a fin de año en el país del norte, y se hizo un acto en donde los dos personajes dijeron sus respectivos discursos que francamente a nadie le importan. Pero apareció Peña Nieto, sí, en un auditorio dentro de los Pinos, en donde solamente fueron invitados unos cuantos a este espectáculo que no tiene trascendencia alguna en lo que dijeron, pero sí en la estupidez de este gobierno para hacer todo mal. Invitan a un cretino como Trump cuando constantemente ha insultado a los mexicanos, pero en fin, eso es arena de otro costal.

El punto es que Peña, después del reporte especial de Aristegui sobre la tesis plagiada que hiciese éste en la Universidad Panamericana, no podrá ya enfrentar directamente al respetable porque en estos tiempos ya la gente no se queda callada, sino que ahora, gracias a, y envalentonados incluso por las propias redes sociales, si se encuentran a Peña en un acto público bien podrían decirle de cosas, ridiculizarlo o tener que aguantar los malos tratos que se le dio a Peña en la Ibero cuando era candidato presidencial y del cual muchos nos acordamos cuando este personaje se tuvo que esconder en un baño de dicha universidad.

Peña Nieto es un títere que tiene una agenda que le dan y que él simplemente ejecuta. Osorio Chong y Videgaray tienen que salir constantemente al quite porque es claro que no tienen la misma cola que tiene el presidente, que es muy larga y fácil de pisar. Y entonces lo protegen, o se lo llevan a firmar acuerdos a la "conchinchina" cuando las cosas se están poniendo feas en el país.

Una prueba más de este escondite de Peña es que ahora no habrá el día 1 de septiembre un informe a la nación, sino que habrá una serie de cápsulas donde Peña, en un entorno controlado, sin gente que le tire mala leche, hablará de las cosas que cuentan poco pero que cuentan, que creo que es el slogan publicitario que parece que al presidente le ha parecido genial y se llena la boca de esta frase cada vez que puede.

Peña pues, no puede dar la cara porque hay un buen porcentaje de personas que le dirían hasta de qué se va a morir si lo tuviesen enfrente y no sin razones. Es claro que este es un presidente en imagen que busca serlo en el exterior, pero ya hasta eso está en tela de juicio. Por ejemplo, medios como el País (España) y The Guardian (Reino Unido), ya publicaron lo de la tesis fraudulenta de Peña. Así, los baños de la Ibero le quedan cortos. Hay que buscar otros más grandes para esconderlo.

El "Mirreynato", la otra desigualdad



Un buen amigo en Facebook me acaba de regalar dos libros que me hizo llegar vía Fedex. Por el momento hablaré del que ya empecé a leer, "Mirreynato, la otra desigualdad", de Ricardo Raphael, quien es académico, periodista y escritor. Es columnista de El Universal, conductor en Canal 11 y comentarista de noticiarios. Se ha desempeñado como profesor durante más de 15 años el el CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas). Ha escrito varios libros y trata muchos de los temas sociales que aquejan a la sociedad mexicana.

En el caso de este libro "Mirreynato", habla de esta nueva estirpe de lo que en el pasado habríamos llamado "juniors", y que son los nuevos jóvenes ricos, que hacen ostentación de su nivel de vida, en donde se plantea -desde un punto de vista más de análisis puntilloso- todo lo que esto significa en una sociedad como la mexicana.


Ricardo Raphael escribe bien. Es claro y ágil. Dejo el último párrafo de este primer capítulo, para que se den una idea de lo que trata el libro, del cual ya comentaré más en la medida que avance: "El Mirreynato es un régimen moral donde predominan la ostentación, la prepotencia, la impunidad, la corrupción, la discriminación, la desigualdad, el desprecio por la cultura del esfuerzo, el privilegio que otorgan las redes familiares y un pésimo funcionamiento del ascensor social. El Mirreynato es un régimen en el que todos los mexicanos, de alguna manera, participamos".