Friday, May 19, 2017

Sobre la educación y el nuevo modelo educativo de la SEP


Este gobierno de Peña -como prácticamente todos los gobiernos anteriores- hace todo sobre las rodillas, sacando al buey de la barranca, tapando el pozo ya ahogado el niño, etcétera, es decir, no planea nada y sus medidas son en el mejor paliativo a una falta absoluta de planeación. Y esto precisamente está sucediendo en el nicho educativo desde que Peña Nieto entró al poder.

La medida más espectacular fue encerrar a la "maestra" Elba Esther Gordillo, por sus evidentes nexos con lo ilegal, con los desfalcos al sindicato de profesores, con una vida millonaria imposible que la señora se dio, con casas compradas en San Diego, con ropa y bolsas de marcas de lujo, etcétera, algo que evidentemente explica la "riqueza inexplicable" de la señora que además, decía ser la lidereza del sindicato correspondiente de forma vitalicia.

La cuestión es que llegó entonces el gobierno federal, a dizque poner orden en el asunto educativo y solamente ha dado tumbos. Se inventó un examen para los docentes, que fue rechazado. Los más virulentos se encuentran en Oaxaca y a pesar de las amenazas gubernamentales, no ceden estas facciones del sindicato.

Pero aún con todo esto, llegó Aurelio Nuño, sí, ése que no sabe que se dice "leer" y no "ler" (como le corrigió una niña de primaria), y entonces se inventó el nuevo modelo educativo, el cual se trata de "aprender a aprender", es decir, a razonar y a no repetir como loros las cosas. Por supuesto que esta idea de no repetir y entender (o razonar), tiene lógica, pero en mi opinión es de una superficialidad ridícula.



Veamos:

Repetir no es necesariamente malo. Uno tiene que aprenderse y repetir muchas veces las tablas de multiplicar básicas. Hay muchas cosas que es bueno saberlas de memoria en la vida práctica. Quizás sea importante que un niño entienda cómo se llegaron a las tablas de multiplicar y que pueda razonar por qué 8 x 5 es 40, pero después, no puedes pretender esperar que para cada cuenta haya que pedirle a alguien que razone cómo se llegó a ese valor. Nos ahorra tiempo saberse las tablas. Y esto es un ejemplo solamente. Incluso en una carrera como física aprendemos las leyes para derivar, en el cálculo diferencial e integral. Nos las aprendemos y esto va más allá de razonarlas todos los días. Ya sabemos qué resultado es el correcto y simplemente lo usamos. Así de fácil, así de simple.

Lo lamentable sin embargo no es la propuesta del modelo educativo, el cual tiene que tener un sustento real por parte de los educadores, el cual no he visto. El problema es pretender inventar el hilo negro aduciendo a que el modelo que se tiene no sirve. Pero ¿quién dice que no sirve? Lo dicen aquellos que se educaron en ese modelo inservible. ¿Cómo puede ser esto? ¿Cómo ese modelo tan malo generó personas que ahora ponen en tela de juicio sobre ese modelo del cual salieron ellos mismos? Una evidente paradoja.

Pero más triste es lo que hace el gobierno para presentar su flamante modelo sacado de quien sabe dónde. Y es un video de pena ajena que muestra una escuela donde los niños están repitiendo sobre los tipos de puntos que hay, el punto y seguido, el punto final, etcétera. Pero es entonces cuando un niño le pregunta a la maestra para qué sirve eso y entonces ella se da cuenta de su error y dice: "¿Qué les parece que si en lugar de repetir tratamos de entender"... Y entonces las imágenes, originalmente en blanco y negro se hacen a color. Hay un efecto luminoso en la pantalla y de pronto los niños, que estaban sentados en sus pupitres ya están alrededor de una mesa en donde se simula un volcán en erupción (cortesía de juguetes "Mi Alegría", supongo). Todos felices, todos los niños interesados, todo es maravilloso.


En esa parte del video se dice: "Es momento de un cambio... Que en la escuela ya no nos hagan repetir las cosas, sino que nos enseñen a pensar, a reflexionar y a entender. Eso es, aprender a aprender". Y ya no sigo porque me empieza a poner de malas tanta manipulación ingenua por parte de las autoridades educativas, encabezadas por este idiota de Nuño.

El problema educativo desde luego, no se va a resolver con estos bonitos anuncios del gobierno de Peña. Para empezar, hay que ver las condiciones de muchas de las escuelas primarias en nuestro país y entonces se verá que el problema tiene muchas más aristas que no se quieren contemplar. Porque eso requiere de demasiado dinero, el cual mucho se lo robó sistemáticamente la ladrona de Elba Esther Gordillo en su momento.

Por eso este país está como está, porque la educación se da a cuentagotas aunque se gasten monumentales cantidades de dinero, de grandes porcentajes del PIB. No funciona nada y se demuestra lo que decían los ingleses cuando dominaban a la India: "Para mantener a la india pobre se requiere de mucho dinero". Esto mismo puede aplicarse al modelo educativo en México: "Para mantener a los niños ignorantes se necesita mucho dinero".

La educación no tiene grandes dificultades. No se trata de que nos enseñen inglés, como pretendía el otro idiota del PRI, cuando quería ser presidente de la República el inútil de Labastida, o de comprarles a todos los alumnos un iPad, como sugería la estúpida de Josefina Vázquez Mota cuando era candidata del PAN a la presidencia de este país. Y tampoco, recordándola a ella, dejar de hacerle "cuchi-cuchi" al marido si no votaban por el PAN. Vamos, que todo lo que he mencionado sólo habla del lamentable circo en el que a la educación quieren meter.

La educación sólo se puede dar cuando el alumno tiene interés en aprender. Si como profesores y maestros no podemos enseñarles eso, la pasión por aprender algo, no habrá pantalla de computadora, ni diapositivas de PowerPoint o pizarrones electrónicos de la Enciclomedia de Fox que sirvan. La educación de un alumno no puede depender de si tienen tabletas o computadoras para usarlas en el salón de clases, eso es simplemente no entender de qué trata el problema educativo y pretender  solucionarlo con tecnología que a la postre no termina sirviendo para nada.

Saturday, May 13, 2017

Sobre el nuevo libro de Garry Kasparov



Acabo de terminar el libro más reciente de Garry Kasparov, quien junto a Mig Greengard, titularon "Deep Thinking, where machine intelligence ends and human creativity begins". Realmente no sabía qué esperar de esta obra pero debo reconocer que me ha gustado por muchos motivos.

Es un libro muy bien escrito en donde Kasparov narra sus aventuras en el mundo de la tecnología y del ajedrez. Sus enfrentamientos con Deep Blue, su preparación como Campeón Mundial y sus anécdotas y pláticas con los personajes que han moldeado finalmente el presente en lo que se refiere a computadoras capaces de jugar como gran maestro, incluso en máquinas caseras.

Kasparov habla a detalle de sus encuentros con Deep Blue y lo que me parece más interesante es que es brutalmente honesto en cómo él vio esos encuentros. La atmósfera de cada uno de ellos la narra de manera tal que nos traslada a esos momentos y puede sentirse incluso la presión de cada partida. En su habitual estilo, platica de las partidas que jugó contra la súper máquina de IBM y pone en perspectiva las virtudes y problemas de dicha máquina. Hay muchos detalles que 20 años después de estos encuentros salen a la luz pública de la pluma del que probablemente sea el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos.

También menciona el sentir de la derrota, la felicidad de la victoria y esta compleja vida d eun ajedrecista de la magnitud de Kasparov. Los capítulos sobre Deep Blue, por ejemplo, son emocionantes y atrapan. Uno quiere terminar de leer para enterarse de todo lo que pasó fuera del tablero, de la lucha humana, del esfuerzo tecnológico y de todo lo que paso entre bambalinas. Es francamente fascinante.

Pero también Kasparov nos habla del futuro tecnológico y su manera de verlo para poderlo enfrentar. Vivimos un momento privilegiado en los anales de la Inteligencia Artificial, en lo que las máquinas pueden hacer ya y que podrán hacer también en pocos años. El punto es no perder esta perspectiva y usar las computadoras, con todos los ingeniosos programas que en ellas existen, para ser mejores, para tener mejores vidas, para ser más inteligentes, más aptos, más capaces.

El libro (en inglés), contiene el siguiente índice:


  • Introduction
  • ONE The Brain Game
  • TWO Rise of the Chess Machines
  • THREE Human versus Machine
  • FOUR What Matters to a Machine?
  • FIVE What Makes a Mind
  • SIX Into the Arena
  • SEVEN The Deep End
  • EIGHT Deeper Blue
  • NINE The Board Is in Flames!
  • TEN The Holy Grail
  • ELEVEN Human Plus Machine
  • Conclusion: Onward and Upward
  • Acknowledgments
  • About the Authors


Es un libro importante, resume los avances de la Inteligencia Artificial, las redes neuronales, así como en otros campos de la programación, aunque claro, esto desde la visión del ajedrecista que es Kasparov, pero que claramente está enterado de estos temas y lo está con profundidad.

Deep Thinking es pues un estupendo libro que plasma los años de competencia ajedrecística entre el hombre y la máquina. Si le interesan estos temas seguro que el libro le parecerá, como a mí, formidable.

Friday, May 12, 2017

El ajedrez no se puede enseñar



Uno de los problemas que los ajedrecistas enfrentan es cómo estudiar. El ajedrez es un tema complicado porque hay mucha información y además, a diferencia de otros temas por estudiar, aquí los resultados se ven en exámenes que se hacen continuamente, lo que llamamos los torneos, la prueba de fuego para cualquier ajedrecista que aspire a tener cierto nivel.

Hay quien piensa que se debe empezar a estudiar desde muy joven. Por ejemplo, el GM Nigel Short, quien fuese subcampeón del mundo en alguna ocasión, indica en un interesante artículo de la revista New in Chess, que él empezó en el ajedrez en el momento justo. Si hubiese empezado digamos, cinco años después, quizás no hubiese llegado a la elite. Si hubiese empezado diez años después de lo que empezó, probablemente no hubiese llegado a ser más que un gran maestro de “medio pelo”. Short considera un disparate eso que se ha dicho ya con demasiada frecuencia, que es que una persona puede llegar a ser gran maestro si se le educa adecuadamente por muchos años y para ello ponen el ejemplo de las hermanas Polgar.

Pero lo que nunca se menciona son todos los esfuerzos de padres que quisieron educar a sus hijos para hacerlos grandes ajedrecistas y fracasaron. Nos fijamos siempre en los casos que tuvieron éxito, pero ¿en los que fracasaron? En esos nadie se fija.

Otros piensan que si se tiene un entrenador se puede llegar a progresar y convertirse en maestro de ajedrez con cierta facilidad. Y citan por ejemplo a la escuela de Botvinnik, de donde salieron Kasparov y Kramnik, por mencionar a dos grandes jugadores, ambos excampeones mundiales. Lo que poca gente sabe es que a la escuela de Botvinnik asistían los estudiantes un par de semanas en el verano y el patriarca del ajedrez soviético les dejaba tarea para hacer por los siguientes seis meses. De hecho, Botvinnik –dice el GM Soltis– al inicio de sus cursos de dos semanas decía: “Chico, recuerden que el ajedrez no puede enseñarse.¡El ajedrez solamente puede aprenderse!

¿Qué quería decir con ello el viejo campeón? Sencillo: uno sólo puede mejorar cuando se involucra con las cuestiones ajedrecísticas que se están estudiando. No hay maestro que enseñe nada de ajedrez. A lo más, lo que un entrenador debe hacer es ponerle posiciones a los alumnos de manera que ellos descubran muchas cosas por sí mismos. Y en ese sentido esto se parece a los oficios, en donde la gente aprende a hacer cosas haciéndolas.

El GM Oscar Panno una vez me dijo, a la pregunta de cómo mejorar: “Lo importante es DARSE CUENTA”. ¿Qué significa esto? Que los jugadores frente al tablero deben darse cuenta de lo que está pasando dentro de éste. Si no se entiende la “trama” de los acontecimientos que van ocurriendo en el tablero, probablemente no se pueda jugar bien.

Nimzowitsch por su parte, pensaba que en una partida el jugador de ajedrez debía hablar con sus piezas porque para el maestro danés este diálogo interno con sus piezas le era muy útil para saber qué hacer y cómo hacerlo. Nimzowitsch indicaba que los peones y las piezas tienen sus propios sentimientos, que quieren ser algo en la vida (por ejemplo, los peones quieren convertirse en reinas), y así, mediante esta “plática” interna con las piezas en la imaginación del jugador, se podía jugar un ajedrez más entendible en donde el jugador fuese entendiendo lo que pasa en el tablero.

Desde luego que esto no quiere decir que estudiar las partidas en los libros, ver problemas de ajedrez, observar las partidas que ahora se transmiten a diario por Internet no sirva. No, todo suma pero para que sume debe hacerse de manera inteligente: debemos darnos cuenta e involucrarnos en el tema. Si no se hace esto el progreso será –en el mejor de los casos– muy limitado.
 

Monday, May 01, 2017

El inconcebible universo de Pepe Gordon



El martes 25 de abril fui a una conferencia que daría el estimable Pepe Gordon con quien tengo una larga amistad. Pepe es el creador de "La Oveja Eléctrica", el programa de divulgación científica de Canal 22, el cual ya llega a su décimo primer año de estar en el aire.

Pepe Gordon es además de un gran amigo y estupendo escritor y su nuevo libro me parece un homenaje a su enorme capacidad de sintetizar la ciencia con la literatura y el arte. Editado por SextoPiso, la obra de Pepe es un ensayo en donde abunda la fineza, un lenguaje perfecto para explicar los temas más complejos, y una pizca de ingenio que prácticamente no falta en cada uno de los tópicos que aborda.

Sin tener preparación científica formal, es decir, no es físico, matemático o ingeniero, Pepe demuestra entender mejor muchos asuntos de la física moderna como la teoría de cuerdas o el increíblemente complicado "Modelo Estándar", que hasta ahora parece explicar la mayoría de los problemas en este submundo de las partículas infinitamente pequeñas.

Pepe intenta en este ensayo descubrir la posibilidad de unificar los temas de la física moderna que en ocasiones no parecen tener asidero para esto. Y habla de cuerdas con la convicción de que es una salida interesante a las dificultades que los físicos modernos tienen para explicar temas como el de la gravedad, por mencionar alguno de los más relevantes.

Pero además de esto, Pepe ha incorporado QRs, estos códigos en forma de cuadrícula con puntos, en donde con cualquier programa gratuito para Android o iOS, se pueden leer y entonces se revelará un enlace a un video en donde el lector podrá ver a un físico importante discutir los temas que Pepe ha presentado.  Digamos que es un libro en video, por decirlo de alguna manera.

El libro, ilustrado por Patricio Betteo, es francamente un goce, un espectáculo increíble para cualquier mente inquisitiva. La mancuerna que ha hecho con Pepe hace de las propias ilustraciones un fino detalle que se entenderá cuando se vean, en el transcurso de la obra.

Pepe Gordon es un gran escritor y me congratula poder compartir su pensar. Leer a Gordon es estarlo escuchando, porque escribe como habla. Basta imaginar cuando está hablando para sentir que nos está platicando algo. De verdad me tiene muy contento el resultado final del duro trabajo que significa escribir un libro como éste. Felicidades a Pepe Gordon y enhorabuena a SextoPiso por el esfuerzo para publicar esta magnífica obra.

Monday, April 24, 2017

Usando "Dithering"... O cuando la impresora es blanco y negro


Estamos acostumbrados a procesar imágenes con muchos colores. Las tarjetas gráficas actuales pueden desplegar 16 millones de colores y de hecho, ya el ojo no llega a distinguir diferencias entre algunos tonos. Esa parece ser la razón por la cual los fabricantes de hardware ya no buscan más colores o más resolución, pues estamos llegando a los límites que nuestro ojo puede percibir.

Pero curiosamente, a pesar de la gran tecnología que ahora tenemos ya incluso en nuestras casas, hay procedimientos que se necesitan seguir haciendo como hace ya muchos años. Por ejemplo, consideremos que tenemos una impresora que solamente usa tinta negra. En ese caso solamente tendremos dos posibles "colores" para imprimir: blanco (sin imprimir) y negro (impresión con tinta). Esto significa un problema, porque si tenemos una imagen en tonos de grises, es decir, con 256 posibles tonos de gris, entonces no podríamos imprimirla para que se viesen esos tonos.

El problema se puede solucionar si observamos cómo vemos e interpretamos. Por ejemplo, si hacemos una especie de tablero de ajedrez con dos colores, digamos rojo y azul, pues veremos una malla con colores alternativos. Pero hagamos las casillas más chicas. En la medida que las reducimos, podemos ver de pronto que el rojo y el azul se transforman en un violetas. Si usamos una lupa podremos ver que ese violeta no existe, lo que ocurre es que nuestro cerebro se encarga de interpretar así lo que vemos. Pues bien, esto es lo que se llama dithering y es el proceso que de alguna u otra manera usan las impresoras actuales cuando tienen que imprimir imágenes de las cuales no tienen todos los colores.


El "dithering" o tramado, tiene que ver con un concepto fundamental: "la difusión del error". Por ejemplo, supongamos que queremos imprimir la imagen en tonos de gris pero en una impresora que sólo tiene dos posibles colores, como mencionamos negro (tinta) y blanco (no tinta). Podemos entonces ejecutar el siguiente procedimiento: Consideremos que el primer pixel tiene un valor de 96 (considerando que es una imagen en tonos de gris en donde el Rojo, Verde y Azul de cada punto gráfico tiene el mismo valor). Podemos preguntarnos entonces ¿qué tan lejos está el valor 96 del 255 o del 0. ¿De cuál está más cerca? Hallaremos que el 96 está más cerca del 0 y entonces diremos que el error en la impresión es de 96 tonos. Es decir, como el 0 es el negro, el 96 está a esa cantidad de tonos del negro.

Consideremos ahora que el siguiente valor en nuestra imagen es también 96. Aquí es donde el dithering se usa. Tomamos el error y lo sumamos al pixel que estamos procesando. esto nos dará 192 y este valor está más cerca del blanco que del negro, por lo que pintamos un punto en blanco (es decir, no imprimimos nada en ese punto en la hoja) y vemos qué tan lejos está el 192 del 255. Veremos que está a -63 puntos de ese valor. Es decir, cuando me acerco al 255 el error es negativo. Cuando estoy más cerca del negro, el valor es positivo.


En la medida que seguimos con este algoritmo, veremos que estamos "difundiendo el error" de forma tal que el pixel anterior (y su error), inciden en el siguiente pixel y así sucesivamente. Cuando termino con una línea de pixeles, redefino la difusión del error en cero y vuelvo a empezar a procesar la siguiente línea.

Cabe señalar que hay que tener cuidado por si ocurre que un valor se sale de rango hacia arriba (mayor de 255) o hacia abajo (menor que cero). En este caso, la difusión del error es igual a cero.

El algoritmo básico (en Delphi) es éste:

begin
   for i := 1 to Image1.Picture.Height do
    begin
      Application.ProcessMessages;
      Error_Dif := 0;
      k := 1;
      for j := 1 to Image1.Picture.Width do
       begin
        R := (Image1.Canvas.Pixels[j,i] shr 16) and $FF;
        NewByte := Error_Dif + R;
        if NewByte >= 255 then
        begin
          NewByte := 255;
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(255,255,255);
          Error_Dif := 0;
        end
        else
        if NewByte <= 0 then
        begin
          NewByte := 0;
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(0,0,0);
          Error_Dif := 0;
        end
        else
        if 255 - NewByte > 127 then
        begin
          //pixel en negro
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(0,0,0);
          k := 1;
          Error_Dif := NewByte * k;
        end
        else
        begin
          //pixel en blanco
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(255,255,255);
          k := -1;
          Error_Dif := 255 - (NewByte);
          Error_Dif := Error_Dif * k;
        end;
      end;
    end;

Tomé una imagen ejemplo que usan en el artículo que leí (ver referencias), y hallé que mi resultado es el esperado.

En los próximos artículos seguiremos hablando de otras interesantes técnicas para hacer "dithering", algo que hacen las impresoras hoy en día y que muchos no estaban siquiera enterados de este proceso.

Referencias:

TannerHelland (blog) 


Wednesday, April 19, 2017

Me gané una suscripción a la revista Peón de Rey



Hace unas semanas entré a una trivia que lanzó la revista Peón de Rey, dirigida por el GM Miguel Illescas y el blog de Federico Marín, en el periódico ABC. La trivia tenía como título "Cuánto sabes de ajedrez". Curiosamente vi una sola pregunta y me sorprendí, porque pensé que la trivia era diferente. Contesté y me olvidé del asunto. Y resulta que hace un par de días me mandaron un correo informándome que había ganado una de las tres suscripciones virtuales a Peón de Rey.

Nunca me gano nada y menos en estos concursos donde el azar está presente. Pero aquí los números estuvieron conmigo y aparecí como uno de los tres elegidos. Este es el video del concurso y la selección azarosa (ver minuto 2:17 en adelante).



Agradezco la promoción, a Peón de Rey, a Federico Marín y a la suerte que tuve. Creo que disfrutaré mucho más la revista ahora que tuve la fortuna de ser uno de los elegidos.

Sunday, April 16, 2017

Reflexiones sobre la captura de Javier Duarte


Javier Duarte ("Javidú"), el ex-gobernador de Veracruz fue finalmente capturado por la Interpol. Un par de días antes apareció una foto del ahora apresado pero en Vancouver, Canadá, supuestamente en un restaurante, pero al siguiente día este gobierno dio la noticia de que el prófugo de la justicia había sido localizado y apresado en Guatemala.

Los políticos modernos, los de esta "nueva generación priísta", han hecho de la transa y el robo algo cotidiano. Padrés, César Duarte, entre otros gobernadores y ex-gobernadores, son acusados de haberse robado miles de millones de pesos. En el caso de Javidú parece ser que tenía 35 empresas fantasmas a quienes el gobierno de Duarte pagaba sumas millonarias por servicios y bienes inexistentes. A esto se le ha agregado una serie de situaciones que rayan en la infamia y que probablemente muchas de ellas no sean siquiera ciertas. Me refiero particularmente a sustituir los costosos tratamientos contra el cáncer con agua, cosa que de lo deleznable que es, nadie podría creer que es un invento, pero cuando se trata de cargarle la mano al chivo expiatorio del momento, todo se vale.

Javidú desde luego no es ningún santo y el hecho de que en lugar de enfrentar las acusaciones haya decidido huir lo convierten en más allá de presunto culpable. Y sí, aunque se supone que en este país todos son inocentes hasta que se les demuestre lo contrario, queda claro que con sus acciones es difícil que Duarte salga incólume de todas las acusaciones en donde se involucran desfalcos millonarios. Si a esto le añadimos que los medios ya lo han culpado de facto, el gordito miserable es culpable casi por definición. Quien piense que puede ser inocente o está loco o no entiende nada, aunque en principio la parte acusadora tendría que demostrar todos los delitos que le ha fincado.

Yo no quiero pensar cómo puede ser la vida de alguien que llega a ser gobernador de un estado cuyas intenciones parecen ser las de ver cómo lo exprime y cómo se hace de tantos millones de pesos. ¿A poco creía que podía salirse con la suya? Y cuando el hombre ya había decidido huir, ¿cómo le hizo para tener recursos y viajar a otros países para no ser capturado si la Procuraduría dice que le congeló 112 cuentas en bancos? Seguramente tenía más. Pero aparte de esto, ¿qué sentirá un tipo de estos huyendo? ¿No le tendrá miedo de hasta su sombra? ¿No se sentirá casi paranoico porque todo a su alrededor le parecería que conspira en su contra para ser atrapado? ¿Y su linda mujercita, que de acuerdo a los "diarios" que se le encontraron y que se dieron a conocer, qué pensará ahora de esto de "merecerse la abundancia" que escribió una y otra vez en planas como si se tratara de tarea escolar para niños castigados?

Sé que algunos criminales que han huido por años, al ser atrapados tienen un descanso, una relajación que tiene que ver con esto de que "ya la pesadilla terminó" y entonces enfrentan la ley desde una posición menos fea, más amable a la vida misma, ya liberados pues. Quizás Javidú ahora se sienta ya más relajado porque finalmente ya no tiene que vivir escondido. Se habrá dado cuenta que todos esos miles de millones desaparecidos por él fue lo peor que se le pudo haber ocurrido hacer. Se debe haber dado cuenta, si tiene dos dedos de frente, que vivir perseguido por la justicia en este mundo ultra comunicado puede ser una de las peores pesadillas.

Vamos a ver cómo se dan las cosas a partir de esta captura. Cuando extraditen al nefasto ex-gobernador seguramente le querrán aplicar un castigo ejemplar y pasará años en prisión. Vamos a ver si además, se puede recuperar el dinero que se robó porque finalmente si se demuestra que se lo robó, debiese estar en alguna parte.

El ser humano pierde toda sensatez, todo raciocinio, cuando le gana la ambición. Los fraudes -a todos los niveles- se hacen bajo este precepto de ofrecer algo valioso por muy poco esfuerzo y así han surgido por ejemplo, el fraude nigeriano, en donde por correo alguien desconocido te ofrece millones de dólares a cambio de nada. Y uno diría, ¡qué tonta la gente que cae en eso! pero de nuevo, los fraudes se basan en este principio de que la ambición le gana al razonamiento.

Javidú es pues el ejemplo más moderno de un político que estuvo su momento en los cuernos de la Luna pero no pudo contra la realidad. Ahora pasará muchos años en la cárcel y ojalá eso de verdad fuese una lección para todos aquellos que sienten que pueden hacerse de millones y verle la cara a todo un país.